Sin colores

Estamos tan acostumbrados a ver el color en las cosas que continuamente olvidamos todo lo demás.  Las orquídeas resultan agradables a la vista por muchas cosas, especialmente los patrones casi imposibles de colores que presentan.  Pero cuando quitamos esos colores saltan a la vista todas las demás virtudes de estas flores:  sus suaves formas, ondulantes, saturadas de texturas que juegan con la luz y nos dan maravillosas imágenes llenas de toques surrealistas.  Estos ejemplares son de la Feria de Orquídeas realizada el 21 de septiembre en la Ciudad de Panamá.

Share/Bookmark

Leave a comment

Your comment