Casco Viejo

Una simple mañana de marzo, temprano, con luz dorada asomando entre los edificios.  Quizás los vecinos estarían dormidos, no había nadie en la calle, excepto el solitario caminante, mi cámara y yo.  Estas calles están llenas de un colorido que se desvanece ante nuestros ojos.  Se nos pierden algunos edificios como las memorias que aún evocan.  La reconstrucción y rehabilitación aún no les llega y todos decimos lo importante que es el barrio y el conjunto arquitectónico, pero nadie termina de rescatarlo.  Me llevo solamente unos cuántos recuerdos capturados con la cámara, como “para que no me echen cuentos”.

Share/Bookmark

1 Comment

Nisla MarleneNovember 9th, 2011 at 12:50 am

Muy buena foto, sin duda alguna un lindo recuerdo no solo del ahora, sino del pasado y la historia que contiene este lugar… el casco antiguo es un lugar de encuentro directo con la inspiración, y el lente de tu cámara la supo concretar ;)

Leave a comment

Your comment